Acceso Profesional | Login

Usuario:
Contrasena:
 

Los Sindicalistas de la Línea de Bandera Festejaron la Noticia

Volver Recomendar Imprimir Ver la siguiente

04-12-2012

Tiempo Argentino  (04-12-12)

 

 

 

Desde la Asociación del Personal Aeronáuticos recordaron que el ahora detenido empresario era el que digitaba la política luego del fracaso de Iberia y que el Estado español no auditó sus actividades.

 

 

La detención del ex administrador de Aerolíneas Argentinas y dueño de Marsans y hasta no hace mucho hombre fuerte del empresariado español, Gerardo Díaz Ferrán, llegó "en buena hora". Eso es lo que declararon ante este diario desde la Asociación de Personal Aeronáutico (APA). El secretario de prensa del sindicato, Rodrigo Borrás, dijo: "A Díaz Ferrán lo conocimos hace mucho tiempo, cuando entró a manejar Aerolíneas Argentinas, junto con sus amigos Gonzalo Pascual y Antonio Mata. Nosotros hoy festejamos la noticia, porque la justicia llega tarde, pero llega".

También aliviado por el arresto del empresario español, el secretario general de APA, Edgardo Llano, opinó: "Díaz Ferrán era el hombre fuerte del Grupo Marsans. Era el que digitaba la política. Yo he tenido dos o tres reuniones con él en su momento. Se notaba que era el hombre que pensaba, pero tenía un montón de causas pendientes, que es lo que ahora lo llevó a su detención".

–¿Cómo era personalmente Díaz Ferrán?
–Era una persona acostumbrada a querer imponer siempre su idea o su opinión, y eso le valió la confrontación con todos los gremios. Era muy autoritario, a pesar de que siempre iniciaba las conversaciones con buen diálogo. El argumento de él es que era el dueño de la empresa, y como dueño de la empresa podía hacer lo que quisiera. Nosotros le planteábamos que había leyes y convenios que debía respetar, que no podía hacer cualquier cosa.
Respecto de la gestión privada de Aerolíneas Argentinas, que se desarrolló entre 2001 y 2008, Borrás recordó: "Se llevó a cabo una política de vaciamiento total. El gobierno español le dio algo así como 800 millones de dólares a Marsans, pero la empresa jamás invirtió este dinero en Aerolíneas Argentinas. Por eso nosotros empezamos a realizar una serie de denuncias por incumplimiento de lo que se había acordado. Las inversiones fueron prácticamente insignificantes y sólo se hicieron al principio de la gestión, es decir, entre 2001 y 2003."

Sin embargo, para Borrás también fue "escandaloso" el papel jugado por la Sociedad Estatal de Participaciones Industriales (SEPI), dependiente del gobierno español, que transfirió Aerolíneas Argentinas a manos de Marsans. "Miraron para otro lado. Recordemos que aquí no hay un solo responsable. Las caras visibles quizás sean Pascual, Díaz Ferrán y Mata, pero todo esto no se hubiese podido llevar adelante sin la complicidad del gobierno español. Me refiero tanto al presidente (José María) Aznar como a (José Luis) Rodríguez Zapatero, que debían fiscalizar o auditar este tipo de inversiones", aseguró Borrás.

Por su parte, Llano explicó que los trabajadores de Aerolíneas Argentinas se quejaron por el ocultamiento manifiesto de las cuentas empresarias, que los llevó a no poder contar nunca con datos fidedignos sobre la gestión privada de la compañía. "Nunca pudimos saber cuánto invirtieron, porque nunca se pudieron ver los balances.

Nadie tuvo acceso a los números, y ellos tenían una consultora que les dibujaba todo. No olvidemos que Díaz Ferrán era presidente de la cámara de empresarios españoles, un poder muy fuerte. Era un tipo con muchos vínculos políticos. Dicen que de chico había sido compañero de escuela del rey Juan Carlos, por lo que en el futuro tuvo relaciones políticas más que aceitadas", concluyó el secretario general de APA. «

 
info@jurca.org.ar | TEL : +54 11 4324 7449 | Carlos Pellegrini 1141, Piso 2, Ciudad Autónoma de Buenos Aires, C1009ABW, Argentina
Privacidad y uso del sitio
diseño y desarrollo: consult-ar.info