Acceso Profesional | Login

Usuario:
Contrasena:
 

Rousseff Privatizará los Aeropuertos de Río de Janeiro y Belo Horizonte

Volver Recomendar Imprimir Ver la siguiente

21-12-2012

El Cronista y Valor Economico de Brasil (21-12-12) 

Dilma Rousseff endureció las exigencias de la privatización y solo los gigantes del sector podrán competir

daniel rittner, ANDRÉ BORGES, RAFAEL BITENCOURT Y THIAGO RESENDE

 

Sin cerrar las puertas a nuevas concesiones de aeropuertos en el futuro, el gobierno de Brasil anunció ayer las reglas básicas para transferir la administración de los aeropuertos Galeao (Rio de Janeiro) y de Confins (Minas Gerais) a la iniciativa privada, con más exigencias que en la primera gran subasta del sector. Las nuevas licitaciones están previstas para septiembre de 2013.
 
En la práctica, la barrera de entrada definida para ese segundo lote de privatizaciones restringirá el certamen a un grupo restricto de 13 operadoras internacionales, como máximo. Además de exigir que los grupos formados para disputar la terminal de Galeo y Confins tengan una empresa con experiencia en administrar aeropuertos de, como mínimo, 35 millones de pasajeros, esa operadora extranjera tendrá que tener al menos 25% de participación accionaria en los consorcios.
 
En la primera ronda de concesiones –Guarulhos, Viracopos y Brasilia–, la exigencia era de 5 millones de pasajeros anuales y participación de 10%. Los actuales controladores de esos aeropuertos quedaron fuera de la disputa por Galeao y Confins, como anticipó Valor el martes.
Solamente los gigantes del sector, como la alemana Fraport y la anglo-española BAA, podrán participar en las nuevas competencias. La mexicana Asur, que participó sin éxito de la primera subasta, no atiende las exigencias y quedó automáticamente fuera de la próxima disputa. Tampoco cumplen los requisitos mínimos ninguna de las tres operadoras que asumieron recientemente los aeropuertos de Guarulhos (la sudafricana ACSA), de Viracopos (la francesa Egis) y de Brasilia (la argentina Corporación América). Sus aeropuertos con mayor movimiento reciben entre 5,5 millones y 18,6 millones de pasajeros por año.
 
La presidenta Dilma Rousseff explicó durante un discurso en el Palacio do Planato, los motivos que llevaron a apretar las reglas. “No tenemos tradición de operar aeropuertos privados. Queremos crear y fortalecer esa tradición”, aseguró Dilma.
 
Queremos fortalecer y acelerar nuestra apropiación de las mejores prácticas”, continuó. La presidenta señaló que Brasil tiene que “construir grandes operadores” y que hay grupos privados de gran porte en condiciones de cumplir ese papel, pero que precisan asociarse a empresas con experiencia en administrar los aeropuertos más grandes del mundo para adquirir el know-how necesario. La mandataria desestimó que surjan dificultades para encontrar interesados.
 
Los aeropuertos brasileños son un óptimo negocio”, deslizó. Las exigencias anunciadas por Dilma habilitaron a un conjunto selecto de operadores internacionales a participar de la competencia por Galeao y Confins, aliándose a las contratistas nacionales. Según un relevamiento de Valor, basado en números del Consejo Internacional de Aeropuertos (ACI), son 33 los aeropuertos cuyo movimiento supera los 35 millones de pasajeros anuales en todo el mundo. Pero a la mayoría de ellos, como el de Atlanta o el de Tokio, los administran organismo locales sin ninguna pretensión de internacionalizarse.
 
Después de pasar el primer peine fino, restan 25 operadores, aunque solamente tres mantienen una asociación estratégica y deberán participar juntos de la disputa por la terminal de Galeao: la francesa Aéroports de Paris, la holandesa Schiphol y la turca TAV.El ministro jefe de la Secretaría de Aviación Civil, Wagner Bittencourt, prevé que las inversiones a lo largo de las dos concesiones alcancen R$ 11.400 millones en modernización y ampliación de la capacidad, R$ 6.600 millones en el Galeao y R$ 4.800 millones en Confins. El Banco Nacional de Desarrollo Económico y Social (BNDES) financiará dos tercios del monto total.
 
Difícilmente, según reconoció el propio ministro, las futuras concesionarias tendrán tiempo suficiente para grandes intervenciones antes del Mundial de Fútbol-2014. “No existe ninguna preocupación. Esas concesiones no se están haciendo para el Mundial. Infraero ya tomó todas las precauciones”, afirmó.
 
Con la exigencia de que al menos 25% de participación en los consorcios privados sean para las operadoras, el restante 75% puede quedar en manos de grupos nacionales, que se preparan para formar sus alianzas.
info@jurca.org.ar | TEL : +54 11 4324 7449 | Carlos Pellegrini 1141, Piso 2, Ciudad Autónoma de Buenos Aires, C1009ABW, Argentina
Privacidad y uso del sitio
diseño y desarrollo: consult-ar.info